Motor Pymes

Golpe al biodiésel: el Gobierno cambió las reglas de juego y alertan que hay más de 9.000 empleos en peligro

La cámara que nuclea a productores Pyme de diferentes puntos del país advierten que el Ministerio de Energía dejó de respetar la fórmula de precios.

Las pequeñas y medianas empresas dedicadas a proveer con biodiésel a las petroleras para realizar el corte con gasoil para el mercado nacional están atravesando un momento complicado.

Así lo ratificaron referentes de esta industria, representada por la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB), que nuclea a unas 30 plantas que emplean a más de 9.300 personas de manera directa e indirecta y son responsables de generar un efecto derrame sobre diferentes economías regionales.

Desde la entidad afirmaron que este miércoles, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación “dejó de aplicar de manera unilateral e inconsulta la fórmula del precio del biodiésel para el mercado interno”.

“Este tipo de actitudes contradice absolutamente el espíritu y los principios básicos de la seguridad jurídica y previsibilidad que el actual Gobierno pregona”, señalaron.

Para esta industria es fundamental que el Ministerio de Energía publique, en tiempo y forma, la fórmula que fija los precios regulados.

La aplicación de dicha fórmula es un aspecto clave para la actividad, dado que contempla variables decisivas como el costo del aceite de soja; el de otras materias primas, como el metanol y suma además otros ítems, como variaciones en mano de obra y hasta contempla el retorno de capital.

“Este cambio abrupto adoptado por el Gobierno nacional atenta contra el normal funcionamiento y la subsistencia misma de los pequeños y medianos productores de biodiésel. Asimismo, la baja del precio del biodiésel se produce en el mismo momento en que se aumenta el precio del gasoil en el surtidor, mostrando una incongruencia entre ambas medidas”, agregaron.

Según CEPREB, este año, entre enero y octubre, el biodiésel había percibido un aumento de apenas 5%. Sin embargo, luego tuvo lugar una baja del 4%, lo que implicó una variación de apenas 1 punto en el año, mientras que el gasoil aumentó 24% en el mismo período.

Empleos en riesgo

“Es paradójico, además, que en el mismo momento que como país nos defendemos de los golpes del mercado externo contra esta industria, atentemos internamente con el desarrollo de la misma. Lamentablemente este cambio abrupto de las condiciones y reglas del juego pone en serio riesgo la continuidad no sólo del sector de los pequeños y medianos productores de biodiésel, sino también de todas las demás industrias que se motorizan alrededor de nuestra actividad, que genera aproximadamente 9.300 puestos de trabajo directos e indirectos”, afirmaron.

Cabe destacar que las ventas al mercado interno están reguladas por la Ley 26.093, que recientemente cumplió una década, y que fue clave para impulsar la producción de este biocombustible renovable y amigable con el medio ambiente.

Las empresas nucleadas en CEPREB cuentan con plantas ubicadas en provincia de Buenos Aires, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe y La Pampa, generando un importante “efecto derrame” en esas economías.

“Sin dudas que el sector del biodiésel representa una oportunidad para el país, es un aliado para acompañar en el camino hacia una Argentina energéticamente autosustentable, fomentar las economías regionales, el desarrollo de pequeñas empresas, la industrialización del agro y preservar el medio ambiente para las futuras generaciones”, afirmaron desde la cámara.

Entre los beneficios que tiene este recurso, los directivos de CEPREB explicaron que la producción de biodiésel es “beneficiosa para la Argentina”, dado que “genera un ahorro anual de divisas en el orden de 265 millones de dólares, ya que por cada tonelada de biodiesel producido se evita importar 1 tonelada de gasoil”.

“La producción de biodiesel surge como un eslabón al final de la cadena de valor de la soja, que permite agregar valor al aceite en territorio argentino. Dicho eslabón convierte un producto que el país exporta, el aceite de soja, en un producto que el país importa, el gasoil”, agregaron.

“Esperamos que se pueda revisar esta resolución involucrando a todos los actores afectados, para llegar a un consenso común en pos del desarrollo de un país sustentable y con la seguridad jurídica necesaria”, concluyeron desde CEPREB.

(*) Fuente: Infobae/Biodisel.com.ar

···