Medios y Tecnología

Ante los electroshock de mentiras mediáticas, más comunicación propia

(Por Héctor Sosa (Especial para Motor Económico)) Hay una revolución que no fue parida desde los sectores más afectados por el neoliberalismo sino todo lo contrario, nació de las entrañas del imperio, y es la que lleva como soporte material e ideológico a la Revolución Tecnológica. Y, dentro de ella a la más espectacular herramienta en el campo de la comunicación: Internet y todos sus espacios por donde diariamente recorren billones de bit (unidad de medida de la velocidad de transmisión de los datos) celulares, computadoras, tv y radios en web de casi 5.000 millones de habitantes de nuestra aldea global.

Una cultura nueva se va instalando con estrategias predeterminadas por los dueños del poder real: la cultura del vértigo y el apuro. Algo así como la construcción de una máquina gigante que promueve tanta cantidad de información que es casi imposible evaluarla, ordenarla y analizarla por un ser humano.

Sólo bastaría señalar que la información que circuló en la red de redes mundial en los últimos cuatro años es la equivalente a la acumulada por la humanidad en toda su historia.

Un dato para nada menor, si a ello le agregamos que el aumento es progresivo, y que las grietas nos son por sectores o Estados, se producen entre individuos o uno mismo.

El neoliberalismo, con sus políticas de Shock han colocado a millones de seres humanos en situación de miedo, ansiedad e incertidumbre serial, a partir de consolidar (como nunca) la sociedad del consumo, y todo un aparato de difusión orientado a crear necesidades muchas veces superfluas. También, en el espacio de la comunicación.

Como bien afirma Naomi Klein en su libro The Shock Doctrine. The rise of disaster capitalism(La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre, publicado en España por Ediciones Paidós, 2007), nada de lo que va sucediendo en esta etapa del capitalismo es casual:

“A partir de unas siniestras investigaciones clínicas sobre el tratamiento de electroshocks en víctimas sin nombre y que fueron realizadas a espaldas de la opinión pública, Estados Unidos decidió aplicar a sociedades enteras los mecanismos de olvido y represión que ocurren en la mente humana. La doctrina del Shock explora las décadas de torturas y dictaduras en América del Sur. De cómo los Estados Unidos - por medio de acciones de la CIA - desarrollaron la interpretación del economista Milton Friedman sobre el capitalismo de mercado tratando de ´persuadir´ a los países en desarrollo de su valía".

Es imposible entender las nuevas lógicas de la comunicación, las redes sociales, los medios concentrados, sino no se hace una unión entre Neoliberalismo, Doctrinas de Shock y Comunicación de Guerra.

shock.jpg

La comunicación del poder real es la construcción de una gran simulación (show, sociedad del entretenimiento) en la construcción del relato económico/cultural/ político que algunos le llaman "posverdad" y otros la denominamos "mentira organizada".

Bien precisa el periodista Raúl Dellatorre, editor general de Motor Económico, en su último seminario realizado en la ciudad de Zárate: "El neoliberalismo dominó y transformó la política y la economía durante más de dos décadas, desde principios de los ´70 a fines de los ´90. Pero la lógica que impuso ordenó, además, el debate político. La falsa dicotomía que planteaba, Estado vs. Mercado ocultaba, en realidad, la existencia de un tercer actor: las corporaciones, quue no es un actor más, sino el que ocupa el rol dominante en el sistema".

Es por ello, que para todo tipo de desarrollo en la elaboración de nuestra propia comunicación, es imposible que se pueda concretar sin tener en cuenta que también las corporaciones mediáticas aplican "electroshock de mentiras". Todos los días. Con equipos sofisticados de estudios de las mentes.

Volviendo a Naomi Klein, en su libro denuncia: "la estafa de las políticas económicas de la Escuela de Chicago y su conexión con el caos y el derramamiento de sangre por todo el mundo. Debido a que los mercados completamente desregulados tendieron a crear un clima económico desequilibrado en el que un pequeño grupo se hizo extremadamente rico y el resto se hundieron en la pobreza, los Estados Unidos solamente tuvieron éxito en vender esta desregulación del mercado libre a los países en crisis que no tenían más otra opción que hacer lo que exigió la nación más rica en la tierra".

No se está en condiciones de combatir a Goliat con las armas de ellos, por una razón simple: no las tenemos. Sin embargo, hay hendijas muy concretas y técnicas para aplicar en las redes sociales, en los medios comunitarios, cooperativos y locales que se pueden llevar a la práctica en las "aldeas locales".

Hay que conocer a quienes "habitan" el territorio virtual y real de nuestras ciudades, barrios, lugares de trabajo, escuelas, universidades y espacios políticos, para dar una batalla cultural sin descanso, hora a hora y con el mayor nivel de calidad en los contenidos y estéticas de las informaciones que brindemos. Claro está, que aquí sólo nos referimos al espacio virtual, a la mirada simbólica de las nuevas batallas, en donde los guerreros disputan nada menos que el sentido de interpretación de las cosas en la mente de cada ciudadano del mundo.

Ello no implica, que la misma complejidad no exista en la tarea en el territorio real, sea el espacio que fuera.

Para ambos, la opción por darle un tiempo prioritario a construir comunicadores populares, comunicadores de este contexto de mundo y no otro, se hace a esta altura estratégico. Comunicación y Política o política con comunicación son hoy encuentros que no permite divisiones intelectuales. Son una misma cosa. De allí que las batallas por venir deben ser con el mayor conocimiento sobre el campo enemigo, y el propio.

Algunas pautas de trabajo

1) Si no se estudia seriamente al sector que vamos a comunicar nuestras ideas o mensajes, es casi seguro que ésta de diluirá y perderá todo tipo de potencia.

2) Si no nos capacitamos en el aprendizaje de las técnicas que utiliza el campo comunicacional del neoliberalismo, es decir: entenderlas, encontrar cuál es la lógica de ellos, cómo trabajan las emociones y el "sentido común" de la gente, vamos camino a un error sin retorno: ¿Acaso no se estudia a los rivales en los deportes? ¡Cómo no hacerlo en el campo de la comunicación!

3) Blog, portales, revistas y diarios en web, twitter, watsapp, facebook, telegram o un pequeño diario o valante de papel, debe ser tomado como una UNIDAD COMUNICACIONAL, y sus contenidos y estéticas cumplir con las más rigurosas prácticas de formatos atractivos y textos entendibles.

4) Sin capacitación presencial o virtual de forma organizada, sólo se llegan a aprendizajes parciales. O lo que es peor a creer que algunas "mentes" supuestamente lúcidas tienen el don de ser hacedores de comunicar.

5) Entender que ahora la circulación de la información cambió. Ya no es sólo de arriba hacia abajo, o de la Aldea Global a la Aldea Local. Es ida y vuelta, al que hay que encontrarle la dinámica adecuada para ser nosotros también rápidos en nuestros mensajes.

Ejemplo: hubiera tenido el desarrollo que alcanzó el tema Santiago Maldonado, sin una estrategia (en algunos casos espontáneas) para usar la red de redes, desde la Patagonia al País, del país al mundo, y luego el camino inverso. "Dónde está Santiago Maldonado" se impuso por una fuerte inteligencia y creación de acciones populares, combinadas con el trabajo en las redes, donde la mención de la consigna alcanzó en la tarde del viernes a casi 26 millones y superó todo otro tema en las redes. Los canales de TV y radios corporativos fueron detrás de ella. Hay más ejemplos.

6) En cada sindicato, organización de mujeres, barrio, centros culturales, grupos de afinidades, centros estudiantiles, de artes, en fin, todo lugar donde se busque poner en práctica aquello de “la organización vence al tiempo” (Mao), es indispensable construir multimedias populares, que en primer lugar tengan la capacidad de comunicar a sus cercanías. Ser punto de referencia de los receptores a los que se dirige.

7) Una vez consolidado, debe salir de su “isla” e ir al encuentro en red de redes con experiencias similares. Trabajar temas en común, campañas en común e incluso tecnificarse grupalmente.

8) El día del lanzamiento de campaña de Cristina Kirchner en Arsenal, las redes tuvieron más audiencia que radios y canales.

9) Lo mismo sucedió el viernes pasado con la marcha por el mes de la desaparición de Santiago Maldonado. Y todo ello irá en aumento. No por casualidad el Grupo Clarín va por el dominio de la telefonía móvil.

10) Es bueno saber que con una capacitación de dos meses se puede utilizar un celular para hacer una radio, una mini TV o tapas de diarios. Y que ello puede desarrollarse en los barrios más humildes. Por lo tanto, la Batalla Cultural es en todos los campos.

Hay que recuperar uno de los más estratégicos: la comunicación con nuestros iguales no puede ser manejada por la clase que los explota en su vida laboral, y en lo más importante que puede desarrollar un ser humano: LA CAPACIDAD DE PENSAR, ASOCIAR Y RELACIONAR LOS HECHOS QUE SE PRODUCEN A SU ALREDEDOR.

  • Editor de Motor Económico. Docente. Especialista en Manipulaición Informativa

···