Libreando

A sala llena, Rubinzal y Carlos Heller presentaron “Ajustados – De la Revolución de la alegría al crecimiento invisible” en la Feria del Libro

Acompañados por Hugo Yasky, diputado nacional y secretario general de la CTA, y el periodista David Cufré, Diego Rubinzal y Carlos Heller presentaron a sala llena Ajustados – De la Revolución de la alegría al crecimiento invisible este sábado 28 de abril en el marco de la 44ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

“Es un libro que aporta información muy valiosa, bien sistematizada y presentada de una forma didáctica. Rubinzal define muy bien lo que es la posverdad. Y ante esta sensación que yo tengo -y supongo que es compartida por muchos- de impotencia por la distancia entre lo que uno ve -y observa en los datos- y lo que se relata desde el gobierno, explica por qué se genera esa estructura y cómo se puede ir desmontando”, comenzó diciendo Cufré, y completó leyendo textualmente a Heller: “(El que estamos viviendo) es un esquema que de continuar será absolutamente insostenible desde lo social y desde el plano de la solvencia financiera”. En la misma línea que plantea Heller, el periodista añadió: “En estos días estamos viendo la inviabilidad de fondo de este modelo económico que depende tanto del ingreso de capitales especulativos y de la deuda”.

Heller libro interna.jpg

Cufré finalizó su presentación valorando que Ajustados “explica bien cómo se fue montando todo este proceso, cómo se repiten experiencias pasadas, y respecto de cómo se sale, tanto Rubinzal como Heller plantean la necesidad de construir alternativas políticas que permitan generar en la sociedad una opción con una política económica que sea superadora, que sea masiva y que sea triunfadora”.

Por su parte, Yasky sostuvo que el libro “retrata la forma en que fue construida la posibilidad de que este gobierno de la clase dominante llegara a la Casa Rosada y la forma en que trata de ser sostenido con un mensaje mediático”. “Este es un gobierno distinto a todos los que hemos conocido antes. Representa cabalmente a la clase dominante. Ha generado un impacto muy profundo en nuestra sociedad y una crisis que no cesa, no solamente en lo económico sino también en el terreno político y de la disputa cultural”, agregó.

El titular de la CTA agradeció que Ajustados tenga “un capítulo dedicado al movimiento sindical y a lo que fue el intento de vertebrar luchas en los últimos dos años y medio” y señaló de manera positiva “el aporte de Heller en el marco de la realidad internacional”. “No podríamos entender lo que pasa en Argentina si no lo vinculamos con lo que está pasando en América Latina. Hay una matriz, hay coordenadas que responden a una suerte de política que se aplica también más allá de nuestras fronteras”, subrayó. “Es un libro que realmente merece ser leído”, concluyó el diputado nacional.

Llegado el turno de los autores, Rubinzal caracterizó a la actual administración como “un gobierno neoliberal de derecha clásica, en un tiempo histórico en el que predomina la posverdad”. “Macri tiene una cosmovisión liberal que expresó a lo largo de toda su vida. Podríamos citar cientos de declaraciones, pero yo me quedo por ejemplo con ésta: cuando fue la filtración de los Wikileaks apareció una cita de Macri en la que le plantea al embajador norteamericano que por favor lo ayuden a llegar al gobierno: «Somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de 80 años de historia argentina que está listo para asumir el poder». Saquemos el discurso electoral edulcorado que pasó el tamiz de Durán Barba y leamos las declaraciones de Macri. Tienen una coherencia absoluta”, manifestó el periodista económico oriundo de Santa Fe.

Rubinzal recordó además que “el PRO es un partido que está afiliado a la Unión Demócrata Internacional (UDI), la liga de partidos de derecha del mundo. Es el lugar donde se juntan por ejemplo, el Partido Republicano norteamericano, los conservadores ingleses, los herederos del pinochetismo en Chile, la CDU de Ángela Merkel, el Partido Popular español”.

El periodista santafesino puntualizó que el gobierno nacional “permanentemente plantea ejes falsos de discusión, que están puestos con una maquinaria de propaganda muy importante y replicados por los principales medios de comunicación”. “Durante el primer año Cambiemos planteó con fuerza que este modelo es desarrollista, pero por el contrario se trata de un modelo que tiene un sesgo antiindustrial. Un segundo eje falso de discusión es la opción entre «gradualismo o shock», cuando la cuestión a analizar en las políticas públicas es cuál es la direccionalidad, no si se va más rápido o si se va más lento”. “Si estamos conduciendo por un camino hacia el precipicio, no importa si vamos a 60 o a 100 kilómetros por hora, el resultado es que igual nos vamos a caer, y ése es el problema.”, ejemplificó. “Otro eje equivocado es discutir sobre los elementos de política económica y no sobre los objetivos”, agregó.

Rubinzal puso eje también en “el sesgo anti-industrial que se ve claramente en el Plan Productivo Nacional del gobierno y que señala que son ineficientes y se tienen que reconvertir sectores altamente demandantes de mano de obra como por ejemplo textiles, de calzado y línea blanca”. “Este es un modelo que está dejando mucha gente afuera”, precisó.

“Tenemos mayor desocupación, menor calidad de empleo, más déficit de cuenta corriente, más déficit fiscal, un endeudamiento atroz que duplicó en términos constantes los picos de endeudamiento de las dos experiencias históricas de megaendeudamiento: dictadura militar y menemismo. Decían que iba a haber un boom exportador, y les doy un dato del último Coloquio de IDEA: el padrón de exportadores se redujo de 10.000 en el 2015 a 5.900 en el 2017. Nada de boom exportador”, dijo Rubinzal sobre el final de su exposición.

Luego de listar los resultados negativos de los primeros dos años de gestión de gobierno de Cambiemos, Rubinzal finalizó su intervención llamado a “dejar el pesimismo para tiempos mejores” y convocando a los presentes a trabajar en la generación de alternativas superadoras. “Nunca tenemos que olvidar cuál es nuestro sentido en la vida, voy a traer acá una frase del intelectual boliviano García Linera: «Luchar, vencer, caerse, levantarse. Hasta que se acabe la vida. Ése es nuestro destino”.

El cierre de la actividad estuvo a cargo de Heller, coautor del libro. “Dice el Banco Mundial que para que la Argentina deje de endeudarse hay que pasar de un -3,2 de déficit fiscal primario a uno de +2,8, es decir hay que hacer un ajuste de 6 puntos del PBI. ¿Ustedes se imaginan cuántos argentinos van a quedar en el camino para llegar de -3,2 a +2,8 en un gobierno que además no apunta a mejorar los ingresos fiscales, más bien lo contrario porque redujo las retenciones al agro y la minería, los impuestos a los bienes personales y los aportes patronales a la seguridad social?”, inició Heller antes de explicar que “lo que hay en el escenario es un ajuste brutal, con un sostenimiento a rajatabla –aunque se sepa que es mentira- de una meta de inflación del 15%, con el objetivo de cerrar paritarias a la baja”.

Acerca de la cuestionada meta de inflación del gobierno, el referente cooperativista planteó que “el problema no es la nominatividad de la inflación. El problema es la relación entre los salarios y la inflación” y ejemplificó que “entre el 2003 y el 2015 no se pudo derrotar a la inflación, pero los salarios y las jubilaciones le ganaron”.

“Esto que estamos viviendo es sin duda un proceso de ajuste clásico. El juego de «la moderación, el gradualismo» tiene que ver con este ajuste con endeudamiento que les permite ir más despacio, para que -como les recomienda el Fondo Monetario Internacional- se generen menos tensiones sociales”, describió el Presidente del PSol.

“El ajuste de Martínez de Hoz, el de Cavallo y el de Cambiemos tienen diferencias formales de época, pero responden exactamente a los mismos ejes y logran exactamente los mismos resultados. Estamos en un proceso económico diferente al de la dictadura porque hay una legalidad de un gobierno elegido por el voto. Digo legalidad y no digo legitimidad porque la legitimidad viene de la mano del cumplimiento de lo que se promete, y si miramos simplemente lo que Macri prometió en el debate que tuvo con Scioli podríamos decir que hay una fuerte ilegitimidad en su gestión porque lo que hace no tiene nada que ver con lo que dijo que iba a hacer”, sostuvo Heller. “Ni hablar de la «pobreza cero» o la «Revolución de la Alegría», este modelo es de «Alegría para pocos», para los pequeños grupos de la economía concentrada que son los que reciben todo el beneficio”, amplió.

Finalmente, Heller comentó: “El gobierno vendió la idea del cambio haciendo creer que es sinónimo de progreso y yo me desgañité en la campaña advirtiendo que uno de los cambios es la marcha atrás. Este gobierno nos propone un cambio para retroceder. No viene a corregir las cosas que se pudieron haber hecho mal en la anterior gestión, viene a destruir lo que se hizo bien. A esta altura, no hay dudas de que esa es la realidad”.

En el prólogo del texto publicado por Ediciones Colihue, los autores explican que el libro es una caracterización de los primeros dos años de gobierno de “la Alianza Cambiemos” y que entiende a la economía como “una ciencia social, determinada principalmente por la política”. “Ajustados – De la Revolución de la alegría al crecimiento invisible” en palabras de sus autores “intenta ser un aporte en el camino de formación de la unidad del campo popular”.

···