Entrevistas

Entrevista de Nicolás Grande al presidente de la Cámara de la Industria Textil de Luján

Textiles: "En el rubro hay mucha gente desanimada"

El presidente de la Cámara de la Industria Textil de Luján se refirió al panorama que atraviesa el sector luego de la declaración de emergencia. Se mantienen las reducciones horarias y la baja productividad. Desde la entidad gestionan el acceso al Repro, como ayuda para el pago de sueldos.

(Por Nicolás Grande) En febrero, por unanimidad, el Concejo Deliberante declaró la Emergencia Textil en el partido de Luján, ante una situación crítica que atraviesan las pymes locales. Cuatro meses después, el panorama continúa muy complicado.

En diálogo con El Civismo, el presidente de la Cámara de la Industria Textil, Rodolfo Bianchi, repasó la actualidad de una industria afectada por la reducción de horas, las suspensiones y una baja en su productividad. Anticipó que en los próximos días la entidad realizará una presentación formal para que las pymes accedan al Repro, que consiste en subsidios estatales para el pago de sueldos.

Bianchi destacó que continúa el ingreso de mercadería importada, lo que termina por complicar aún más un mercado interno deprimido.

¿Qué pasó desde la declaración de la emergencia textil?

En Luján no ha pasado demasiado hasta esta semana. La declaración tuvo mucho impacto a nivel nacional. Fue un puntapié porque estuvimos junto a los trabajadores. Se replicó en todo el país. Nos llamaron de Las Flores, Pergamino, San Martín y varios otros lugares. Ahora se presentó el proyecto de declarar la emergencia pyme en la Provincia. A nivel local estamos tramitando una quita de tasas municipales y estamos peleando algunas provinciales, algo que es más difícil.

¿La quita de tasas se va a vehiculizar a través de un proyecto en el Concejo?

El proyecto lo vehiculizó el concejal Silvio Martini. Está charlado el tema, incluso hablamos con el secretario de Producción de la Municipalidad y nos dijo que el tema se va a tratar. Esto sería un paliativo. Estamos buscando muchos paliativos chicos, no tenemos la solución macro. Estamos pidiendo a Provincia un subsidio energético, también como paliativo. Se está laburando para tratar de llegar a fin de año sin despedir gente. En un año y dos meses contabilizamos más de 600 desempleos, entre trabajadores que se fueron, otros que fueron echados o se llegó a un acuerdo. Y hoy no hay mucha reinserción laboral tampoco. Las pymes estamos todas de capa caída.

Estamos participando también de una ley que se está haciendo desde el gobierno nacional para pagar IVA y Ganancias con parte de las cargas sociales. Eso no alcanza al sector de Jáuregui, pero son pequeñas cosas que van sumando.

¿Cómo sigue la situación económica a nivel general?

En estos días recibí un informe sobre el nivel de importaciones y no hubo ninguna mejora. El mercado interno sigue en caída. Nosotros estamos trabajando menos, aguantando el personal y reduciendo horas de trabajo. Lo que se importó en lo que va del año es peor que el año pasado, porque si bien en volúmenes fue igual, se importaron muchos productos terminados, como ropa, cortinas y sábanas. Eso es peor porque no deja trabajar a nadie, rompe toda la cadena de valor hacia abajo. Si se importan telas, por lo menos hay uno que la confecciona, pero en este caso ni siquiera eso. Son temas que estamos planteando al gobierno, aunque no es que no lo conozcan. También lo que veo es que el 2,6 por ciento de inflación en abril se lo llevó en gran parte la indumentaria. Si bien en enero y marzo fueron los meses que más se importó, los precios no bajaron, al contrario, subieron. Se importó supuestamente porque desde China viene todo más barato, pero a los consumidores los precios no les bajan. Y mientras tanto estamos dejando afuera a nuestra gente.

Se les propuso, a partir de un programa nacional, un proceso de reconversión. ¿Se avanzó con eso?

Trajimos a la Cámara a dos representantes del programa de transformación productiva. Fue una reunión dura, porque nuestros socios cuestionaron la propuesta. No nos podemos poner a fabricar lavarropas. Es un tema que para mí se puede pensar en un país en crecimiento, que tenga sectores a los que les va bien, pero reconvertirse hoy no es posible. La propuesta está alejada de nuestra realidad, nosotros queremos reconvertirnos dentro del sector textil. No desprestigio al programa, pero no es el momento.

¿Sigue vigente la reducción de horas de trabajo?

Eso no mejoró nada. Primero empezaron a sacarse los sábados, después horas extras y ahora la mayoría estamos trabajando de lunes a viernes, sin turno noche en casi todos los casos. Lamentablemente las horas extras no se pueden pagar. Nosotros estamos aguantando, pero a corto plazo no veo ninguna solución para que se mejore la situación. Las ventas siguen en caída, solo aumentaron algunos productos que se vendieron con el Ahora 3 y Ahora 6. No estamos incluidos en esos programas y estamos gestionando para poder incluir tres artículos: sabanería, toallas y gabardinas.

¿Gestionaron el Repro?

  • Es una ayuda. Si una empresa está en crisis, con dificultades para pagar las cargas sociales y los sueldos, podés demostrar eso y tratar de acceder a un Repro exprés, que implica recibir por un mínimo de seis meses el pago de 6.000 pesos por empleado, que se deposita desde el gobierno a la cuenta del empleado y vos dejás de pagar esa parte. Esto tiene que ser avalado por los sindicatos. Eso ya lo hicimos y vamos a respetar el pago de las cargas sociales. Siempre el Repro les llegaba a las empresas grandes. Se presenta la situación de cada pyme y se va a hacer una presentación conjunta desde la Cámara. Ya hablamos con funcionarios del gobierno nacional sobre el tema y nos dieron buenas perspectivas. Entre comillas, es una buena noticia, porque el anteaño pasado gestionábamos 200 Pro Emplear, que significaban nuevos puestos de trabajo, pero hoy estamos tramitando un Repro que es para no despedir gente.

¿Cómo sigue el tema de las tarifas? ¿Llegaron las boletas con los nuevos aumentos?

La nueva tarifa está parada por el tema judicial. El año pasado tuvimos un aumento del 110 por ciento de la energía eléctrica y más de 300 en el gas. Con este aumento pasaríamos al 190 por ciento en la electricidad y a 450 por ciento en gas. Eso lo tenemos que asimilar, pero es difícil. Cooperativa Textil de Luján recibió una boleta de gas y de luz y decidió cerrar porque sabía que no podía bancar sus costos. Era una cooperativa que tenía más de 40 años de vida. Hay cosas que no se pueden pagar sin trabajar.

¿Están teniendo dificultades con AFIP?

  • La dificultad es que te demorás 72 horas en pagar las cargas sociales y te inhiben las cuentas. Como está todo automatizado, cualquier cosa que dejés de pagar, te embargan las cuentas. Esto fue tratado con la gente que vino del Ministerio de Producción porque se te caen las cadenas de pago, no es fácil volver a levantar el embargo. Es una situación demasiado asfixiante para el momento que estamos viviendo. Son cosas que te van desanimando. Hay mucha gente desanimada, eso es lo que percibo en el rubro. Parece que estamos resignados a que las cosas van a ser así. Es un momento crítico. Pero creo que hay que pelearla.

Proyectos

A pesar del mal momento, la Cámara de la Industria Textil continúa adelante con algunos proyectos. Al respecto, Bianchi destacó los buenos resultados alcanzados con la Escuela Técnica Textil, que funciona en su sede de Jáuregui: “Abrimos los cursos en marzo y ya se están terminando algunos, como Introducción al diseño. Creemos en la importancia de la educación y de darle un oficio a la gente”.

También está próximo a inaugurarse un Club de Emprendedores que depende del Ministerio de Producción. Se trata de una propuesta para generar salida laboral y capacitaciones.

(*) Fuente: El Civismo Foto: María Laura Foument

···