Entrevistas

“La orientación económica de Macri no es desarrollista, sino claramente neoliberal”, afirmó Jorge Gaggero

El economista y ex integrante del Plan Fénix indicó que la reforma tributaria presentada por el Gobierno tiene sabor a poco. Y destacó que la eliminación y baja de retenciones que hizo al iniciar su mandato, más la devaluación, tuvieron más impacto que la reforma tributaria que ahora se presenta como integral.

En su paso por el aire de Radio 10, Gaggero destacó “que la Argentina se debe una reforma tributaria integral. Esto no quiere decir que no se haya hecho, y bastante, en los períodos de gobierno anteriores. Pero no constituyó una reforma integral. Hubo reformas importantes como la extensión de las retenciones en su momento, y otras, como las previsionales, pero no estuvieron integradas en un esfuerzo de cambiar todo en un plazo mediano y largo, como supuestamente se quiere hacer ahora. No obstante, si uno contrasta lo que dice el Gobierno actual, con lo que se ha puesto sobre la mesa, tiene sabor a muy poco. Y esto antes de juzgar las direcciones. El único número que da el gobierno con respecto al impacto en lo tributario de sus medidas es que en 5 años esto va a representar una pérdida de recursos conjunta total de 1,5% del PBI, cosa que puesta en perspectiva es poquito”.

Para Gaggero “la reforma tributaria importante –no en 5 años, sino puntual y con más impacto económico-financiero y fiscal-, fue la que hizo este Gobierno al asumir, por decreto y por resolución, sin enviar nada al Congreso: la eliminación en algunos casos de las retenciones y la reducción de otras (mineras, etc.). Me animo a decir que esas reformas tuvieron un impacto superior al conjunto de esta reforma que se presenta como integral. Y en aquel caso se habló de ningún consenso. La propia devaluación del comienzo implicó una redistribución de ingresos muy importante. Y todavía están pendientes reducciones prometidas a la soja… “.

El especialista en temas tributarios señaló además “que no se puede evaluar seriamente de modo aislado la reforma tributaria, sino hay que hacerlo junto con lo previsional, cuyos datos centrales todavía no se han informado todavía. Las reformas no se presentan en su intervinculación, incluyendo los números relacionados, que tienen que ser vistos en su interacción y en su impacto consolidado. Esto no está sobre la mesa”.

Para Gaggero “si el Gobierno cree realmente que esto va a influir seriamente sobre la competitividad y la estabilidad de la economía argentina y sobre las finanzas públicas, se autoengaña… Los efectos marginales que se pueden esperar de esto no tienen nada que ver con los efectos que está teniendo una política económica que confía mucho en el laissez faire, en una matriz neoliberal”.

Sin consensos

Otro punto que planteó Gaggero es “que el presidente presenta esta reforma con un cartel atrás que dice consensos. Pero en realidad es un proyecto del Poder Ejecutivo que no tiene ninguna búsqueda de consenso pública con los sectores que están implicados (empresarios, trabajadores, partidos políticos, organizaciones…). O sea que se lo va a mandar al Congreso sin búsqueda previa de consensos”.

Según el Gobierno que esta propuesta alivia a las empresas y cae más sobre los individuos. Pero para Gaggero claramente “no cae sobre los individuos más ricos”.

El economista ve una clara matriz neoliberal en el Gobierno actual: “Ayer en una entrevista el presidente planteó claramente cómo ve la cosa; dijo que el país va a empezar a arrancar a partir de lo que haga el sector privado, no el Estado. Esa es una concepción neoliberal. Tanto más neoliberal cuanto lo central de esta orientación económica atiende al mercado global, al mercado por fuera de la Argentina que no controlamos; acá hay un proceso de apertura que nos deja a merced de los vaivenes del mercado mundial. Macri no es desarrollista; es neoliberal”.

(*) Fuente: http://www.gustavosylvestre.com

···