Economía Solidaria

Por Mario Osava

Vitoria, un ejemplo de alimentación escolar en Brasil

(Por Mario Osava) Brasil convirtió su Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) en una experiencia ejemplar, al vincularlo a la agricultura familiar, mejorando la nutrición de los 43 millones de estudiantes de la red pública de enseñanza infantil, básica y secundaria, y promoviendo al mismo tiempo el desarrollo local.

Desde 2009, por ley, al menos 30 por ciento de sus alimentos deben ser comprados a los agricultores familiares. Ello incrementó el consumo de verduras y frutas entre los niños y aseguró un mercado permanente a los horticultores locales.

Comedor escolar vitoria.jpg

En los comedores de las escuelas públicas de primaria en Brasil, funcionarias le sirven la comida a cada alumno y estimulan que consuma alimentos variados, mientras atienden a sus requerimientos individuales, para mejorar su nutrición y la reducción de desperdicios. Crédito: Mario Osava/IPS

Vitoria, capital del pequeño estado de Espirito Santo, en el sudeste del país y con costas al océano Atlántico, es una referencia del programa, por haber sido pionera en priorizar los pequeños proveedores de alimentos saludables, superando la cuota legal exigida.

En 2016 la agricultura familiar de los alrededores de la ciudad respondió por 34 por ciento de las compras, destacó Marcia Moreira Pinto, coordinadora del Sector de Alimentación y Nutrición de la Secretaría Municipal de Educación.

Para aprender de esta experiencia, 22 funcionarios de 12 países latinoamericanos y caribeños visitaron Vitoria entre el 16 y el 18 de mayo, en el marco del de plan del Fortalecimiento de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe, ejecutado por la Organización de Naciones Unidas para Alimentación y Agricultura (FAO), con el objetivo mejorar la alimentación escolar en la región.

(*) Fuente: Agencia IPS Foto: Mario Osava/IPS

···