Economía nacional

Por la pandemia, 240.000 porteños dejaron de ser de clase media

En el segundo trimestre hubo un "empeoramiento en la situación social en la Ciudad", indicó la la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

Casi cien mil hogares y unas 240.000 personas dejaron de ser de clase media en el Ciudad de Buenos Aires en el segundo trimestre, a raíz de “la fuerte caída en la ocupación y la reducción del ingreso real”, en el primer tramo completo de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus que, además, implicó la duplicación de la cantidad de personas en situación de indigencia.

Los datos surgen del último informe de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, que muestra como del primero al segundo trimestres la cantidad de personas en el distritos consideradas en la clase media cayó del 49,1% al 41,3%, en tanto en la medición por hogares el descenso en el mismo período fue de 52,9% al 45,4%.

En la clasificación de la DGEyC queda en evidencia que aumentó la cantidad de personas de los estratos indigente, pobre y no pobres vulnerables y a su vez bajaron los que se encuentran dentro de los sectores medio frágil, clase media y acomodados.

Al respecto, la comparación entre el primer trimestre (del que 78 de los 90 días no estuvieron alcanzados por la cuarentena) y el segundo, con una aplicación total del aislamiento social, muestra que la cantidad de personas en situación de indigencia pasó del 7,8% al 15,7%, los que revisten en la pobreza subieron del 15,1% al 17,9% y los considerados no pobres vulnerables crecieron de 8,1% a 10,7%.

En los estratos superiores se dio la situación inversa, con una caída del 8,5% al 8,2% en la cantidad de personas dentro de la categoría “sector medio frágil”, del 49,1% a 41,3% en la clase media y del 11,4% a 6,3% en los denominados “sectores acomodados”.

"Empeoramiento de la situación"

La DGEyC destacpo que en el segundo trimestre hubo una “fuerte caída en la ocupación y la reducción del ingreso real” de lo que resultó “en un empeoramiento en la situación social de la población de la Ciudad”.

Al respecto, recordó informes anteriores en los que se indica que “unas 323.000 personas pierden su ocupación” y que “el desempleo trepa al 14,7% con 221.000 personas desocupadas”, en tanto “aquellos que conservan su ocupación ven caer sus ingresos reales (la variación de precios alcanza casi el 40%) e incluso muchas veces, también los nominales”.

Asimismo, subrayó que “dentro del menguado conjunto de ocupados, se produce un aumento significativo de los que no perciben ingreso” que “prácticamente se duplican, alcanzando las 63.000 personas”.

Fuente: Diario Popular

···