Economía nacional

Por Leandro Renou

Malestar en grandes y apoyo pyme

Para los ceos, el endurecimiento aleja la posibilidad de inversiones. Los pequeños celebraron que haya dólares para producir.

(Por Leandro Renou) El establishment dividió su posición respecto a las medidas de endurecimiento del cepo que anunció el gobierno. Los grandes empresarios que hablaron con Página I12 se quejaron del clima negativo que generará para las inversiones y pidieron que la salida para conseguir divisas sea la exportación. Las pymes, por su parte, celebraron el anuncio entendiendo que se busca asegurar las divisas para los sectores productivos.

Miguel Blanco, titular del Foro de Convergencia Empresarial, consideró que “complica aún más la capacidad de gestión de las empresas, obligándolas a refinanciar sus deudas, aunque tengan los fondos para hacerlo. También afecta la capacidad de endeudamiento futuro".

Desde el sector alimenticio, el cafetero Martín Cabrales dijo que “espero que no se complique el panorama para importar insumos, porque nosotros producimos con la industria nacional. También, muchos de nosotros nos financiamos con proveedores en el exterior, hay que cuidar que eso no altere esa relación”.

Mientras que Ignacio Noel, dueño de Morixe, expresó que “se tendría que haber hecho antes, a pesar de que este tipo de controles son todos malos, se te estaban yendo 1000 millones por mes de compras de 4 millones de personas”. Y agregó que “lo que preocupa es que todos los gobiernos han mantenido, vía endeudamiento o cepos, el dólar a precio bajo, y no veo es que haya un después de esos parches, un plan para atraer dólares genuinos vía exportaciones”. Ambos ceos dijeron que mientras que haya acceso a dólares para importar, “no tendría que haber impacto alguno en los precios”.

Entre las pymes, la Confederación General de Industria de la República Argentina (CGI-RA), expresó que “lejos de perjudicar a las pymes nacionales, terminan de revertir las políticas cambiarias implementadas a partir del 10 de diciembre de 2015, que promovieron la especulación financiera en detrimento de la producción y el trabajo, posibilitan una mayor inversión en bienes de capital y una mayor demanda laboral”.

En esa línea, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) consideró que “son adecuadas en el actual contexto para asegurar las divisas y canalizar el ahorro al sistema productivo, las Pymes y la generación de empleo, resguardando a la economía de la verdadera inseguridad jurídica, que es la especulación financiera”.

Desde CGERA y la CGE, el dirigente Marcelo Fernández aseguró que “se está hablando de deudas de empresas de más de 1 millón de dólares mensuales que habría que refinanciar. Yo me pregunto qué PYME tiene una deuda de ese monto en dólares en el exterior cuando no tenemos ese tipo de créditos”.

En el campo hubo rechazo. Carlos Iannizzotto, de Coninagro, dijo a este diario que “con estas medidas no se ve una luz en el camino. Están orientadas a ver cómo el Estado soluciona sus problemas internos de caja. Además, fomentan la sojización, que es el único negocio que tiene reservas aún sin acceso al crédito”. A la vez que Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural (SRA), dijo que “desde lo macro, estas medidas que tienen su origen en la falta de confianza, no hacen más que socavar, erosionar precisamente la confianza imprescindible para la recuperación, y nos alejan aún más de atraer la inversión y generar empleo”.

Fuente: Página 12

···