Economía nacional

Por Eduardo Blanco /Instituto para la Producción Popular (IPP)/ MOTOR ECOÓMICO

Mesas de Asociativismo y Economía Social: ya unen a 2500 organizaciones de más de 100 localidades para organizar proyectos comunitarios

Las Mesas de Asociativismo y Economía Social, una red horizontal que ya une a 2500 organizaciones de más de 100 localidades para organizar proyectos comunitarios ya une a 2500 organizaciones de más de 100 localidades para organizar proyectos comunitarios

( Por Eduardo Blanco /Instituto para la Producción Popular (IPP)/ MOTOR ECOÓMICO ) Desde la puesta en marcha del proyecto de Mesas de Asociativismo y Economía Social, coordinadas por el Consejo Federal, Cooperativo y Mutual del INAES, se han conformado 110 Núcleos Promotores, que constituyen la etapa inicial del programa que ya congrega a más de 2.500 organizaciones en 17 provincias.

Estos entramados asociativos de las comunidades se organizan en cada municipio y se reúnen con el objetivo de generar proyectos y acciones que mejoren la calidad de vida y la atención de necesidades sociales, mediante los consensos que se originan en cada Mesa de la comunidad organizada.

Los Núcleos Promotores constituyen el primer paso para la conformación de cada Mesa. La misión de estos grupos iniciales es convocar a todas las organizaciones asociativas de una localidad para que la representación sea amplia y plural. Mutuales, cooperativas, sindicatos, clubes, asociaciones de bomberos, uniones vecinales, de jubilados, bibliotecas públicas, y una larga lista de entidades sin fines de lucro pueden integrarse y participar en los debates y decisiones en cada comuna. Las autoridades municipales también son invitadas a participar para acompañar e impulsar los proyectos que puedan surgir.

A esos actores, se suman varios organismos estatales que han decidido participar de la iniciativa como INTA, INTI, SENASA, Parques Nacionales, ENACOM, secretarías y ministerios nacionales, municipales y provinciales. Las universidades también participan en muchas localidades. Las Mesas cuentan con el apoyo de la Red Universitaria por la Economía Social y Solidaria (RUESS), que nuclea a 30 universidades de todo el país.

Desde su comienzo, pese a las dificultades por las restricciones para reunirse que impuso la pandemia, han surgido desde las Mesas varias acciones que atienden necesidades sociales en los territorios donde se desarrollan. Facilitó la organización de un mercado popular de más de 100 productores de la agricultura familiar en Río Hondo, la creación de un corredor de compras comunitarias de productos locales en las Sierras Chicas cordobesas, la producción de videos preventivos de salud realizada por dos hospitales mutuales y el gremio de Sanidad de La Plata, y el acompañamiento de proyectos de mayor escala como la producción de alcohol a partir de la caña de azúcar en los Núcleos Promotores de Corrientes, son algunos de los ejemplos del potencial que tiene esta idea que responde al ideal planteado por Mario Cafiero cuando asumió de llevar al INAES a una acción activa en los territorios, coordinada desde el Consejo Federal por Carlos Cleri.

El movimiento también se identifica con pequeños gestos solidarios que surgen de esos encuentros. Así sucedieron acciones como la donación de lana de un pequeño productor a una cooperativa de artesanas en formación en la localidad salteña de Las Calderas, el apoyo logístico de Parques Nacionales y otras organizaciones que integran la Mesa de Bariloche a agricultores familiares para que puedan vender su cosecha en la ciudad ouna producción de mermelada de mandarinas de una cooperativa de Villa Allende, Córdoba, en homenaje a los bomberos que sofocaron el fuego en las sierras fabricada con las frutas que les regalaban los vecinos.

Las Mesas de Asociativismo se organizan bajo la forma de una democracia participativa en la que las organizaciones que se reúnen libremente eligen sus referentes, debaten los proyectos que surgen y deciden implementarlos.

Esa fue la intención desde el origen de la idea, una apuesta al desarrollo de la economía social para que cumpla un rol comunitario clave en el desarrollo de una economía alternativa basada en el asociativismo.

Tanto el INAES como los organismos estatales, universidades y otras reparticiones que deciden apoyar las Mesas tienen como función central la de acompañar y buscar que se puedan realizar las propuestas que están dentro del marco regulatorio del proyecto.


Mientras se siguen formando nuevos Núcleos Promotres, el INAES está sistematizando propuestas para fortalecer el trabajo de las Mesas y fomentar la creación de nuevas cooperativas y mutuales para generar trabajo con proyectos en áreas centrales para atender demandas sociales como la alimentación, el desarrollo local, el cuidado de las personas, el reciclado de residuos, dispositivos tecnológicos para la salud, la construcción de viviendas y otros temas de interés comunitario cuya demanda no está satisfecha por el mercado. ***

···