Economía nacional

Sospechan que los directivos desviaron fondos para negocios no declarados

Bancos extranjeros denuncian a Vicentin por estafa

La querella se presenta en Rosario para sumarse a una causa penal abierta en julio, por denuncias sobre el mismo delito.

( Por Raúl Dellatorre / Página 12/ Director de Motor Económico ) El Comité está integrado por la Corporación Financiera Internacional (miembro del grupo Banco Mundial), FMO (banco de desarrollo controlado por el estados holandés), ING, Rabobank, Natixis y Credit Agricole. Se trata, en todos los casos, de grandes corporaciones financieras a nivel global que usualmente participan en la prefinanciación de exportaciones de grandes traders cerealeros de todo el mundo. El caso Vicentin, tal cual lo señalaron ante los tribunales estadounidenses, en caso de comprobarse las sospechas planteadas lo convertiría en "uno de los mayores escándalos financieros mundiales" en décadas.

La sospecha hace referencia, entre otros elementos, al informe trimestral al 31 de julio de 2019 que Vicentin presentó a sus acreedores externos --cumpliendo con el compromiso de brindar información periódica sobre la situación financiera y económica de la empresa--, en la que reflejaba una situación óptima, una proyección favorable de exportaciones y ningún signo de dificultades financieras. De ese modo lograba renovar periódicamente los créditos de prefinanciación de ventas de granos a todo el mundo.

No existía allí ningun indicio de lo que sucedería en los meses siguientes. En agosto empezó a incumplir sus pagos con el Banco Nación, a partir de septiembre empezó a retirar de la cuenta del mismo banco estatal, sucursal Reconquista, los fondos en dólares que ingresaban por exportación y que constituían la garantía de pago de los créditos. Pero, con autorización de las máximas autoridades del Nación --encabezadas por Javier González Fraga-- sacaba el dinero casi a diario. Sólo semanas después, en los primeros días de diciembre de 2019, Vicentin se declaraba en "estrés financiero", decretaba la cesación de pagos y entraba en el proceso que desembocaría en la convocatoria de acreedores.

"El análisis de la información financiera de Vicentin SAIC, incluyendo el balance a octubre de 2019 presentado recientemente, nos convenció de la necesidad de investigar si la empresa habría obtenido créditos de los miembros del Comité Ad Hoc ocultando una multimillonaria deuda con los productores agropecuarios", apuntaron voceros del comité de acreedores.

Esa sospecha fue llevada a tribunales de Nueva York por el Comité de bancos acreedores, considerando que Vicentin también operaba y efectuaba pagos a través de esa plaza. El procedimiento que se abrió, llamado "Discovery", intenta descubrir si hubo desvío de fondos por parte del holding argentino para burlar el destino previsto para los créditos obtenidos, pudiendo haber provocado una situación de insolvencia que convirtiera en "incobrable" los créditos.

"La información obtenida a través del Discovery en los Estados Unidos abona la hipótesis de que, en lugar de utilizar el financiamiento para comprar granos, Vicentin SAIC habría utilizado el dinero para financiar otros negocios familiares que no forman parte del balance" presentado por la firma, concluyó el comité de bancos.

"Los bancos extranjeros eligieron la investigación penal abierta a partir de nuestra denuncia", tuiteó este jueves el abogado Gustavo Feldman, quien presentó meses atrás una denuncia penal por estafa contra los directivos de Vicentin que el fiscal de la Unidad de Delitos Económicos de Rosario Miguel Moreno aceptó abrir en julio de este año. "Se confirmar la trama de conducta asociada de Vicentin para la estafa tanto en Argentina como en el exterior", completa su mensaje Feldman.

···