Economía nacional

Cuestiona la venta del frigorífico "Friar" ignorando el concurso de acreedores

Banco Nación pide investigar el "posible vaciamiento" de Vicentin

La operación se hizo a través de filiales en Uruguay de Vicentin, eludiendo así la responsabilidad de ésta ante sus acreedores. El Nación, principal acreedor del concurso, pide que se investigue la probable maniobra de vaciamiento del patrimonio de la deudora.

( Por Raúl Dellatorre ) El Banco Nación reclamará ante el juez penal económico Julián Ercolini que "se investigue la venta del frigorífico Friar, propiedad del grupo empresario Vicentin, que se habría transferido al grupo empresario BAF Capital". Página/12 informó acerca de esta operación esta semana bajo el título "Vicentin: otra venta bajo sospecha de vaciamiento". Al mismo tiempo, dice luego el comunicado, "el Banco Nación se presentará como querellante ante la justicia de Rosario para que evalúe el accionar de la cerealera, ante la posibilidad de que se genere un vaciamiento del patrimonio de la empresa santafesina".

El juez Ercolini es quien tiene a su cargo la causa por estafa contra el Banco Nación por créditos irregulares a Vicentin otorgados por las autoridades de la entidad hasta noviembre de 2019, encabezadas por Javier González Fraga. En la causa están imputados el directorio del Banco Nación de entonces (gestión Cambiemos) y el directorio de Vicentin (que lideraba Sergio Nardelli, ya fallecido). La solicitud del fiscal Gerardo Pollicita para que se inhibiera los bienes de todo el grupo económico, incluida Friar, había sido desestimada por Ercolini, luego de lo cual se habría procedido a su transferencia a través de una sociedad inversora, BAF Capital, encabezada por Jorge Frávega, un empresario con vínculos previos con Vicentin. Trascendidos de las últimas horas, indican que la operación se habría concretado por un monto cercano a los 200 millones de dólares.

La operación de venta de acciones no se realizó directamente con Vicentin SAIC, empresa madre del grupo que es la que enfrenta el concurso preventivo, luego de declararse en default en el mes de diciembre pasado. BAF Capital adquirió, según trascendió, las participaciones en Friar de Nacadie Comercial y Vicentin Family Group (VFG), las dos empresas radicadas en Uruguay a la que los accionistas de Vicentin SAIC le fueron cediendo paulatinamente las participaciones accionarias en las demás firmas del grupo (proceso de "desdoblamiento que fue descripto en el mencionado artículo de Página 12). Vicentin SAIC se habría quedado con apenas el 0,4% de Friar. Nacadie y VFG son, sin lugar a dudas, parte del holding Vicentin. BAF Capital, se presume en el ámbito empresario, habría hecho la adquisición por cuenta de un tercero, probablemente del exterior.

Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación, advirtió que "la cerealera concursada continúa con el desprendimiento de sus activos, en una clara maniobra para evitar la cancelación de los créditos, lo que constituye un importante perjuicio para el patrimonio del Banco". La deuda que Vicentin acumuló con el Banco Nación a la fecha de su cesación de pagos, que la conducción de González Fraga le siguió concediendo incluso cuatro meses después de que la cerealera empezara a incumplir el pago de sus vencimientos, es del orden de los 300 millones de dólares.

Entre otras irregularidades, la entidad oficial autorizó a directivos de Vicentin a retirar los fondos de la cuenta en el mismo banco que operaba como garante de los créditos, durante el segundo semestre de 2019, mecanismo que le impidió al Banco recuperar el dinero que se acreditada en esa cuenta por el cobro de exportaciones de Vicentin. Al momento del cambio de autoridades tanto en el gobierno nacional como en el banco, diciembre de 2019, la cuenta ya estaba en cero y Vicentin en cesación de pagos.

"El reclamo del Banco Nación surge ante las versiones periodísticas sobre la venta del frigorífico Friar al fondo Buenos Aires Finantial Capital, cuyo resultado Vicentin habría transferido a Uruguay", denuncia el comunicado del BNA. Si el juez de la quiebra Fabian Lorenzini hubiera recogido el criterio sugerido de considerar al conjunto de empresas vinculadas como un solo grupo económico, esta venta de Friar sería declarada directamente nula. Asimismo, la venta de las acciones de la procesadora de granos y productora de biodiesel Renova, en los días previos a la cesación de pagos, hubiera quedado bajo sospecha, dado que también formaba parte del grupo empresario y, como las demás, la tenencia accionaria había sido desviada hacia empresas vinculadas en el exterior.

Las autoridades del Nación denunciarán la situación de "probable vaciamiento" que surge de la venta de Friar ante el juez Lorenzini, quien además tiene pendiente de resolución el anterior pedido de intervención judicial a Vicentin "por supuestas maniobras de vaciamiento" solicitado por la Inspección General de Justicia de Santa Fe.

"A esta situación se suma el informe presentado en el concurso preventivo por KPMG (auditoría contable internacional de los balances de Vicentin), quien se negó a continuar como auditora externa del grupo", informa el Banco Nación en su comunicado de este viernes.

KPMG, en dicho informe, puso en duda "la capacidad de la organización para continuar como empresa en marcha", al señalar el "impacto generalizado" que provocó la cesación de pagos resuelta por Vicentin SAIC. En virtud de ello, informó ante la justicia civil y comercial de Reconquista (Santa Fe) que suspendía la auditoría del ejercicio de la empresa cerrado el 31 de octubre de 2019. En estas condiciones, y sin un balance por el último ejercicio, Vicentin SAIC estaría formalmente imposibilitado de plantear acuerdo alguno a sus acreedores.

Fuente: Página 12

···