La cruda realidad

Por Clara Razu

Todo tiempo pasado fue...anterior

(Por Clara Razu (Especial para Motor Económico)) “Tal como se describiera en detalle en el Memorando de Política Económica del 14 de febrero de 2000, el programa económico del Gobierno de la República Argentina, respaldado por el acuerdo de crédito contingente (stand-by), aprobado por el FMI, tiene por objetivo crear las condiciones necesarias para que la producción y el empleo crezcan de manera sostenida, en un contexto de continua estabilidad de precios y mejora de las cuentas externas, a través de políticas orientadas a elevar el ahorro nacional y la inversión y a fomentar una mayor modernización y competitividad de la economía. Sobre la base de los importantes logros en materia de estabilidad financiera y reformas estructurales ya alcanzados en el marco del régimen de convertibilidad, dichas políticas se centraron en reducir progresivamente el déficit del sector público (incluidas las provincias) de un nivel superior al 4 por ciento del PBI en 1999 a menos del 3 por ciento del PBI en 2000 -con reducciones progresivas en los años posteriores hasta llegar al equilibrio en el 2003- y en un plan de reformas estructurales de gran alcance en el ámbito de las finanzas públicas, el sistema financiero, el mercado laboral, el sistema de salud y otros sectores importantes de la economía…”

¿La historia vuelve a repetirse?

La Doctora en Economía NoemíBrenta, escribe en su libro el Rol del Fondo Monetario Internacional en el Financiamiento Externo de la Argentina: “Los programas del Fondo no son apropiados para promover el crecimiento, ese no es su propósito; ni tampoco controlar la inflación. El objetivo de los préstamos del Fondo es proveer financiamiento de corto plazo para enfrentar problemas transitorios de balance de pagos. La recesión, la devaluación inicial de la moneda doméstica y la caída del salario real que provocan los programas del Fondo suelen eliminar o mejorar los déficits de la balanza comercial, exclusivamente. Acordar con el Fondo en busca de soluciones económicas de largo plazo es completamente inútil y contraproducente, como lo demuestra la historia argentina de la segunda mitad del siglo veinte.”

¿Si la historia económica, evidencia estos resultados, por qué el gobierno insiste en esta salida?

¿La necedad ideológica no permite ver que no es el camino?

¿Es el único camino?

Si se considera que la “ayuda” de los organismos multilaterales es lo “único posible” se niega a la economía como ciencia

¿No es posible acaso restituir las retenciones, que además tendrán efecto sobre los precios de los alimentos?

¿No es posible acaso controlar las importaciones?

¿No es posible acaso restituir el impuesto a los bienes personales, que es progresivo?

¿No es posible acaso limitar el giro al exterior de las ganancias de las multinacionales?

¿No es posible acaso obligar a los exportadores a liquidar el producto de las exportaciones dentro del país?

¿O es que lo que encierra el pensamiento del gobierno neoliberal, es que es el pueblo trabajador el responsable, y el que debe pagar?

El camino del déficit cero empieza por las jubilaciones y pensiones y sigue por la educación pública y arancelamiento de las universidades ¿No es acaso una historia repetida?

Continúa Noemí Brenta: “En virtud de este diálogo, el FMI se asegura de que los programas sociales y sectoriales destinados a la reducción de la pobreza puedan financiarse dentro de un marco macroeconómico y presupuestario firme y conducente a un mayor crecimiento. También permite identificar esferas clave en las que es preciso mantener el gasto público o incluso incrementarlo, si fuera necesario, así como gastos improductivos, incluido el gasto militar, que pueden reducirse para no desplazar las inversiones en capital humano, como la atención básica de salud y la educación primaria.”

Como en esa vieja película argentina, donde Isabel Sarli preguntaba: ¿Qué pretende Ud. de Mi? el Fondo Monetario Internacional, siempre pretende lo mismo, proteger a las finanzas de los poderosos. Pensar que sus pretensiones cambiarones desconocer cómo funcionan los organismos multilaterales. Se nota que no es una asignatura conocida por los funcionarios actuales.

  • Lic. en Economía. Docente. Colaboradora de Motor Económico

···