La cruda realidad

Metalúrgicas catamarqueñas en alerta por la baja de producción

Al menos tres fábricas metalúrgicas enfrentan una compleja situación de los que da cuenta fuertes bajas en la producción y comenzaron a tomar medidas que impactan en los trabajadores.

Raúl Aguirre, secretario adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Catamarca, señaló que la empresa Longvie, dedicada a la elaboración de cocinas, termotanques y calefones, ya planteó a los trabajadores la necesidad de reducir las jornadas laborales ante una considerable baja en la producción.

La medida fue anunciada para las plantas de Catamarca y Paraná, y desde el gremio ya analizan cómo esta determinación impactará en los salarios de los trabajadores.

Otra de las firmas en problemas es Fin-Pak (ex Helametal), que tomó la decisión de adelantar vacaciones, también como consecuencia de una baja en la producción. Tiempo atrás, la empresa había reconvertido su producción pasando de elaborar productos de la línea frío a calor con la producción de termotanques.

No es la primera vez que la firma atraviesa por un complejo panorama y ya años atrás había despedido al menos a 40 operarios, cuando se decidió la reconversión de la producción.

En las últimas horas se sumó al complejo panorama la fábrica NEBA, que retrasó los salarios de sus trabajadores.

Si bien se esperaba que en el transcurso de la jornada de hoy se cumpliera con lo acordado, el temor a que la situación se pudiera tornar más compleja sigue.

Aguirre destacó que NEBA también atraviesa por una baja en la producción, debido a que se trata de una temporada baja para todas las firmas dedicadas a la producción de la línea frío. Sin embargo, admitió que la producción decayó más en los últimos días.

Al menos dos de las firmas enfrentan una baja lógica de la producción marcada por una tendencia normal por la temporada y que genera una disminución de los productos de la línea frío, como heladeras y freezers, pero es también el complejo panorama del país lo que influye en la situación.

“La industria metalúrgica no escapa a la situación del país. Esperemos que podamos seguir sin demasiados problemas pero somos conocedores de la situación”, dijo Aguirre en diálogo con Radio Valle Viejo.

Para el gremio, la política implementada por el Gobierno nacional impacta en un deterioro del poder adquisitivo. “Al asalariado no le alcanza el sueldo y no consume los productos que hacen nuestros trabajadores y esto lleva a una recesión que nos asusta. Lamentablemente el panorama pinta complejo”, dijo.

La industria metalúrgica local viene de afrontar un duro impacto, cuando hace 60 días 22 familias catamarqueñas quedaron sin su fuente laboral, cuando la fábrica Babero decidió cerrar sus puertas en Recreo.

A este panorama se suma la difícil situación que afronta el rubro textil, en el que en el último año se perdieron unas 1.200 fuentes de trabajo según la AOT.

(*) Fuente: El Ancasti

···