La cruda realidad

La textil Yamana de Tierra del Fuego confirma el cierre de su planta y deja 30 familias en la calle

Durante una audiencia celebrada el viernes 5 de mayo en la sede Río Grande del Ministerio de Trabajo de Tierra del Fuego, entre los trabajadores de la empresa textil Yamana, los representantes gremiales y los titulares de la firma, se confirmó lo que ya se sospechaba: Yamana cerró y dejó en la calle a 30 familias de la ciudad.

Por si fuera poco, los representantes de la textil anunciaron a los operarios que tienen la intención de abonar tan sólo el 60% de las indemnizaciones, argumentando que no cuentan con dinero debido a los juicios que debieron afrontar por una situación similar a esta.

Es que en 2011, Yamana también cerró sus puertas, aunque en esa oportunidad fueron 130 las familias que lo sufrieron; algunas de ellas le iniciaron demandas judiciales y las ganaron.

Como era de esperarse, los representantes de los trabajadores confirmaron que ninguno firmará la oferta que puso sobre la mesa Yamana, por lo que el conflicto entre la firma y los operarios recién comienza.

Tendrían que pagar el 100%, porque los trabajadores no son responsables del cierre”, dijo Miriam Planes, dirigente de SOIVA, y lamentó que la empresa “está acostumbrada a tratar de esta forma a los trabajadores”.

La empresa confeccionista fue privada de la posibilidad de retirar sus materias primas y, hasta donde conocen los trabajadores, todavía están en las instalaciones que aparecieron cerradas la semana pasada, y gran parte en el edificio de Badisur.

Los despedidos analizan tomar la fábrica, luego de “agotar toda la instancia de diálogo”, pero lo importante es la intención de continuar produciendo con la materia prima que está: “Hay una pequeña hendija por donde uno puede mirar y las cosas están adentro. Había 100 rollos en la empresa y un contenedor y medio en Badisur, que es tela de Yamana que se empezó a coser en Badisur.

Aunque “la mayoría de las empresas tienen sobrestock”, la dirigente aseguró que “se trabaja normal” y ve posibilidad de seguir produciendo. “En el caso de BlancoNieve firmaron en el Ministerio de Trabajo que van a suspender al personal una vez al mes hasta junio, pero hasta ahora no se ha cumplido. Las otras empresas tienen otra particularidad, los dueños o apoderados se sientan con el sindicato o los trabajadores y llegan a un acuerdo. Este hombre no, directamente baja la persiana, no le importa la gente, pero es un hecho histórico que le hayan trabado todo lo referente a Yamana y espero que siga así hasta que paguen el 100% de indemnización”, pidió.

(*) Con Información de Infogei y Sur54

···