La cruda realidad

En el Concejo de Rosario avanza un proyecto para monitorear las importaciones

La apertura de importaciones fue (y sigue siendo) una de las medidas adoptadas por el gobierno nacional que más críticas despertó por la forma en que afectó a la industria local. Hasta el año pasado, fue habitual conocer cómo los productos importados sustituían en el día a día a los de elaboración local, pero un día Nación bajó la palanca y suspendió la difusión de todos los datos referidos al comercio exterior quedando con las manos atadas, por ejemplo, el Observatorio de Importaciones de la provincia de Santa Fe. Al menos así fue hasta este mes, cuando después de un año volvieron a aparecer los datos.

Sin embargo, desde el Concejo Municipal de Rosario se intenta avanzar con un Registro de Productos Importados que sirva para la obtención de “información fidedigna que permita el posterior desarrollo de políticas públicas adecuadas para el direccionamiento y la promoción de determinados sectores de la industria local y teniendo como objetivo final la sustitución de importaciones”.

La iniciativa ya se hace camino en el Palacio Vasallo y, de hecho, ya pasó con votación dividida por la Comisión de Producción. Su autor, Pablo Javkin (Frente Progresista), entiende que la idea contribuirá a “desarrollar políticas concretas en defensa y promoción de la industria y la compra local”.

El proyecto toma en cuenta que en toda al área metropolitana del Gran Rosario la actividad industrial y comercial es un pilar fundamental, siendo la región proveedora de artículos e insumos de la más variada naturaleza.

Entre los argumentos de la iniciativa se destaca también que la información que pueda reunir el Registro servirá para “el diseño de políticas o líneas de promoción especialmente orientadas a alentar el desarrollo industrial de determinados sectores con miras a la sustitución de importaciones”.

Sin datos

En julio de 2016 nació en Santa Fe el Observatorio de Importaciones por iniciativa del Ministerio de la Producción y la Federación de Industriales. El dispositivo monitoreó la evolución de la actividad económica en los rubros que compiten con la apertura indiscriminada de las compras en el exterior hasta que Nación decidió cortar con el suministro de datos.

Para la Provincia, los datos son "muy valiosos" porque sirven para tomar "medidas antidumping", a las que se recurre para limitar la entrada de mercadería con la que es imposible competir, más aún en un contexto de apertura de la economía.

El último informe del año pasado data del mes de julio. La información dejó de estar disponible por la decisión de la Aduana nacional de anular el acceso a los datos y la situación se normalizó recién este mes, cuando volvió a aparecer un informe del observatorio.

(*) Fuente: Rosario Plus

···