La cruda realidad

Cipoletti: Ex-empleados de Interlagos quieren formar una cooperativa

Están en asamblea permanente y aseguran que no dejarán las instalaciones. Con la confirmación de la quiebra los activos de la firma se utilizarán para licuar las deudas.

Tras conocerse la quiebra de la Embotelladora Comahue, los exempleados de la firma analizan la organización de una cooperativa para poder mantener la fuente de trabajo. Se trata de unos 85 trabajadores que están organizados desde que la empresa dejó de producir. El lunes se conoció la resolución que confirma la quiebra de la emblemática Embotelladora Comahue y ayer hubo una reunión entre los exempleados y un asesor letrado para saber en detalles cómo continuar con la lucha para no perder los puestos de trabajo.

Los obreros que mantienen tomada la histórica fábrica pretenden iniciar los pasos legales para armar una cooperativa de trabajo. “Estamos en asamblea permanente, con asesoría legal, de acá no nos vamos”, expresó Pablo Leguizamón, referente gremial de los trabajadores. Sin embargo, según cuenta en el expediente, los afectados no se presentaron como cooperativa en el momento en el que la Justicia inició le procedimiento de salvataje. Fuentes judiciales informaron que este requisito es necesario para formar una cooperativa de trabajo.

A mediados de abril, el fuero civil decidió dar cinco días hábiles para que se presentes los interesados que deseen hacerse cargo de la empresa. Solamente se inscribió la firma Varberg SA que finalmente no avanzó en el proceso salvataje. El plazo se extendió hasta el 22 de agosto, pero no hubo nuevos interesados, tampoco se presentaron los empleados para formar la cooperativa.

Tras efectuarse la quiebra no hay opción para formar una cooperativa de forma legal ya que los activos de la empresa se usarán para liquidar las deudas. La Embotelladora quedó con una deuda de 300 millones a la AFIP a lo que hay que sumarles otros 60 millones que se generaron tras el concurso que se inició hace unos años. Además de adeudar sueldos a los empleados.

Los trabajadores crearon la cuenta Interlagos Resiste en la red social de Facebook para comunicar cómo continua el proceso de lucha. “Quebró Interlagos... pero nosotros no. Fuerza compañeros, vamos por la coope”, fue una de las primeras publicaciones. Además criticaron la llegada de efectivos policiales quienes se encuentran custodiando las instalaciones. A los trabajadores se les adeuda varios sueldos. Para mantenerse en el lugar y juntar fondos, hace meses montaron un lavadero de autos que funciona en el lugar.

(*) Fuente: Diario Río Negro

···