La cruda realidad

Por Alejandro Palladino

Agricultura: tras los seiscientos despidos, trabajadores mantienen la permanencia

Luego de los despidos en Agroindustria, reducido a Secretaría por el ajuste ministerial de Mauricio Macri, sus trabajadores permanecen en reclamo por las reincorporaciones a través de una permanencia en el edificio ubicado en Avenida Paseo Colón.

(Por Alejandro Palladino) A diez días de los seiscientos despidos en el marco del ajuste en el Estado que lleva a cabo el gobierno nacional, los trabajadores y trabajadoras del ex Ministerio de Agroindustria continúan con una permanencia pacífica en Agroindustria en rechazo a esta medida y a la degradación que sufrió el área.

La permanencia se mantiene desde que el gobierno de Mauricio Macri decidió reducir el Ministerio de Agroindustria al rango de Secretaría dentro del Ministerio de Producción, en pos de reducir el déficit fiscal que le ordena el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La medida de reestructuración ministerial, que también eliminó los ministerios de Trabajo y Salud, conllevó el despido de seiscientos trabajadores de Agroindustria, 450 de ellos de la Secretaría de Agricultura Familiar.

En los últimos días, a los trabajadores y trabajadoras les fueron llegando los telegramas de despido, y es por eso que resisten en su lugar de trabajo ubicado en Avenida Paseo Colón 982, para pedir una reunión con funcionarios, que les fue negada, para exigir las reincorporaciones.

“El ajuste es un hecho. Están desguazando el Estado nacional. Seguimos en pie de lucha con oficinas ocupadas y conferencias de prensa, radios abiertas y una permanencia pacífica en el Ministerio de Producción”, dijo a Contexto Eliana Negrete, delegada de ATE en Agroindustria.

“En el caso de la Secretaría de Agricultura Familiar, vemos que hay una tendencia a que el gobierno la haga desaparecer, por lo que miles de pequeños productores de todo el país quedarían sin asistencia técnica, organizativa y de comercialización”, señaló la delegada.

Y añadió: “Este modelo económico funciona para los grandes grupos agroexportadores, es un modelo para que los poderosos se sigan enriqueciendo y crezca la brecha con los pequeños productores”.

Desde ATE Nacional indican que los recientes despidos “se suman a los trescientos de abril y a otros trescientos de abril de 2016, y a la destrucción de programas y funciones de un área estratégica para el desarrollo de la agricultura campesina y familiar, que produce el 60% de los alimentos que consumimos en Argentina.

Desde la Unión de los Trabajadores de la Tierra (UTT), que representa a los pequeños productores de todo el país, subrayaron que “la agricultura familiar será el sector más afectado” por los despidos masivos.

“En los últimos dos años, la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial (SAF) despidió al 60% de sus empleados”, dijeron, y agregaron: “A los despidos y el desmantelamiento de la SAF se le suma la quita del Monotributo Social Agropecuario, el tarifazo y la brutal devaluación. Todas las medidas apuntan a destruir el sector que produce la mayoría de los alimentos que consume el pueblo argentino”.

(*) Fuente: Diario Contexto

···