Aldea Global

Respaldo judicial a trabajadores de la tierra del MST de Brasil

La disputa entre los ex dueños de una industria en quiebra y ex empleados y pobladores de Quilombo de Campo Grande, en Mina Gerais, tuvo buenas noticias en la justicia brasilera, en relación al conflicto por las tierras en uso. La asociación cooperativista surgida entre quienes se levantaron de la quiebra del ingenio en Campo do Meio, para convertir sus tierras a la producción agroecológica, con fuerte presencia de sembrados de café, celebró al suspensión del desalojo judicial. Según datos del MST más de 2000 personas y 450 familias dependen de ese proyecto comunitario con 20 años de vigencia.

La Justicia suspendió, el pasado viernes (30), la restitución de tenencia de un ingenio en el municipio Campo do Meio, en el sur del estado de Minas Gerais, donde viven cerca de 450 familias, es decir, más de 2 mil personas. En las últimas semanas, integrantes del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra y partidarios de la lucha por el derecho a la alimentación se movilizaron para impedir el desalojo de habitantes que viven y cultivan las tierras de la región.

Hace algunas semanas, una medida cautelar firmada por el juez Walter Zwicker Esbaille Junior, de la Jurisdicción Agraria de Minas Gerais, puso en riesgo el campamento Quilombo Campo Grande, que existe desde 1998, cuando fue ocupado por el MST, que defiende su uso para fines reforma agraria.

“Hemos contado con muchas expresiones de solidaridad, de resistencia, con la presencia de muchos amigos y de mucho trabajo. Sabemos que es una victoria parcial, pero estamos conmemorando muchísimo pues en estos tiempos que estamos viviendo, hay que conmemorar cada victoria con mucha fuerza”, afirma Tuira Tule, coordinadora del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en el Sur de Minas Gerais.