Aldea Global

Plantean proscripción internacional de paraísos fiscales

Una agenda de cambio y equidad internacional que proscriba los llamados paraísos fiscales y las sociedades ''off shore'' y elimine el secreto bancario, planteó una red regional no gubernamental por la justicia económica.

Tales medidas fueron expuestas por el economista Jorge Coronado, en un encuentro entre periodistas y expertos de la Red Latinoamericana por la Justicia Económica y Social (Latindadd), sobre flujos financieros ilícitos y maniobras tributarias de las transnacionales en la que participó el Editor General de Motor Económico, Raúl Dellatorre.

Coronado hizo el planteamiento tras exponer diversas modalidades de las grandes cooperaciones que operan en América Latina, para reducir sus impuestos y extraer fondos de los países de la región, con maniobras como las de elevar costos y la facturación de sus adquisiciones y aparentar ganancias menores a las reales con operaciones engañosas con compañías afines.

Según el experto costarricense, las sociedades offshore deben ser declaradas ilegales para desmantelar un mecanismo global de evasión fiscal de las transnacionales y porque sirven al propósito de esconder activos financieros y patrimoniales. Agregó a ello que se elimine globalmente el secreto bancario, 'un instrumento fundamental para la opacidad fiscal del mundo corporativo' y se elabore una lista de jurisdicciones que pueden ser definidas como paraísos fiscales, porque estimulan la creación de sociedades offshore, carecen de transparencia y no revelan quienes son los beneficiarios finales de esas sociedades.

Latindadd enmarca esas medidas en la demanda que la gobernanza global sobre tributación deje de ser patrimonio de los países ricos del norte, aglutinados en formaciones como el G20 y la Unión Europea.

Tal gobernanza deberá tener, explicó Coronado, un carácter incluyente y democrático por lo que los países del sur deben participar en ella en igualdad de condiciones y debe crearse un órgano intergubernamental vinculante sobre tributación internacional en el marco de las Naciones Unidas, espacio multilateral más representativo.

Planteó además que los países latinoamericanos dejen de firmar cuerdos contra la doble tributación que, como los tratados de libre comercio y los bilaterales de protección de inversiones se suscriben principalmente entre países ricos y países en vías de desarrollo, para garantizar a las transnacionales no paguen impuestos en ambas sedes, sino solo en sus centrales, en los países ricos.

Argumentó que las transnacionales han convertido esos acuerdos en una forma de evitar el pago de impuestos en ambas jurisdicciones.

La agenda planteada por Latindadd considera además acabar con la competencia entre países latinoamericanos por cobrar menos impuestos a las transanacionales para atraer inversiones y propugna en cambio una cooperación fiscal global y regional.

Debe cesar por tanto, lo que la red llama 'carrera a la baja', una competencia por darmayores niveles de exoneraciones tributarias e incentivos fiscales, más desregulación en la entrada y salida de capitales e inversiones, tratados bilaterales comerciales y tributarios, otorgamiento de condiciones de secretismoy otras concesiones.

Se trata de estrategias 'que no benefician a nuestros países y por el contrario estimulan el crecimiento desmedido de flujos financieros ilícitos.

(*) Con información de Prensa Latina

···