Aldea Global

Miles de manifestantes piden en Madrid una ley de la vivienda y el fin de la burbuja

Miles de personas se han manifestado ayer por el centro de Madrid para pedir la aprobación urgente de la ley de vivienda, que se encuentra en tramitación parlamentaria, y que se ponga fin a la burbuja inmobiliaria, que está propiciando una subida desmedida de los alquileres.

Activistas enfundados en los ya conocidos chalecos rojos y verdes, que tantos desahucios han parado en los últimos años a grito de “sí se puede”, encabezaban una manifestación que ha congregado a Plataformas de Afectados por la Hipoteca, asociaciones de vecinos y activistas de toda la Comunidad de Madrid.

Bajo el lema ‘Pincha su burbuja, con una ley como una casa’, la manifestación, convocada por colectivos sociales, encabezados por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), ha comenzado su recorrido en la Plaza de Jacinto Benavente y acabó en Las Vistillas, previa parada en la Puerta del Sol, frente a la sede de la Comunidad de Madrid.

En el mar de pancartas y carteles que recogían las consignas de los activistas, destacaba un cinco gigante hecho con cartón, que simboliza las cinco exigencias que guían la lucha de la PAH: Stop desahucios, alquiler social, parque de vivienda pública, suministros básicos y dación en pago retroactiva.

En declaraciones a los medios, Alejandra Jacinto, abogado de la PAH, ha recordado que la ley de vivienda, una iniciativa legislativa ciudadana, fue admitida a trámite con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, menos el PP y Ciudadanos.

Esa norma establece la dación en pago retroactiva (poder cancelar las deudas entregando la casa), la paralización de los desahucios en tanto no haya una alternativa habitacional, la creación de un parque público de viviendas, acabar con la pobreza energética y regular el mercado de alquiler fijando un precio máximo.

Según la portavoz, más de 168 desahucios diarios y 3,5 millones de viviendas vacías hacen que estemos en una situación de “emergencia habitacional, que tiene que acabar y para ello es necesario una ley de vivienda”.

Muchas de las pancartas que portaban los convocados hacían referencia a los “fondos buitre”, que, según la abogada de la PAH, “son el actor fundamental de la burbuja inmobiliaria, se los han sacado de la manga los bancos y están acaparando el 90 % de los ‘activos tóxicos’, que son las viviendas que nos han quitado en procedimientos de ejecución hipotecaria, haciendo que suba el precio”.

La portavoz de la PAH ha denunciado la burbuja inmobiliaria, “creada por y para las entidades financieras con la complicidad del poder político”, a la que, según ha dicho, solo se puede hacer frente con la ley que está ahora en el Parlamento.

La subida de precios en los alquileres ha sido otra de las quejas más repetidas entre los manifestantes. Gente que lleva 10 años viviendo en España y se dedica al top manta porque aún no ha conseguido regular su situación administrativa, lo que le impide optar a otro trabajo. Como tantos otros manteros, vive en el barrio de Lavapiés, compartiendo piso con otras 10 personas. “Ahora es mucho más difícil alquilar porque está lleno de turistas, suben los precios y nosotros no podemos pagarlo”, cuenta un joven activista de la RedInterlavapiés, acompañado por otros amigos que portan pancartas en las que se puede leer “derecho a la vivienda digna”.

Los manifestantes han protestado también contra el Gobierno regional de Madrid, culpable de que la comunidad no tenga una ley de vivienda autonómica al tirar a la basura, hace exactamente un año, una iniciativa legislativa popular, con más de 77.000 firmas.

(*) Fuente: Kaos en la Red

···